diumenge, 27 de febrer de 2011

Muy sencillo

A veces un cambio de imagen personal nos puede venir muy bien, nos puede ayudar un poco a levantar nuestro ánimo y autoestima. Pues bien, aparte de cambiar nuestro aspecto físico lo mismo podríamos hacer en una habitación de nuestra casa, de tal modo que nos ayudaría a respirar un poco de aire nuevo.
No hace falta hacer grandes cambios, si no que podemos darle otro aspecto con el mínimo esfuerzo. La idea que hoy propongo es decorar una pared de nuestra habitación o salón con un vinilo. Los vinilos están de moda y nos pueden ayudar a crear un ambiente diferente y creativo.
Existen una gran variedad de vinilos, de formas, colores, tamaño, etc. Hay para todos los gustos. Utilizar vinilos para decorar nuestras paredes es una manera muy económica de dar un aire nuevo a una habitación, y además son muy fáciles de colocar porqué son adhesivos. Otra de sus ventajas es que al ser adhesivos también son fáciles de retirar, así que los podemos cambiar sin problemas.

Aquí os dejo algunos ejemplos muy originales.









Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada