dilluns, 14 de març de 2011

Paredes con cuadros o cuadros hechos pared

¡Es lunes y hay que empezar bien la semana! Hoy os presento una idea para poder alegrarnos un poco la vista. Mi propuesta para este lunes lluvioso es revestir una pared con cuadros.

 La idea puede sonar un poco simple y poco original, pero si jugamos con la distribución de los cuadros, tamaños, colores, marcos, etc. Podemos conseguir tener una pared muy creativa.





Tenemos la capacidad de elegir tantos cuadros y marcos como queramos, podemos colgar pinturas, dibujos, espejos, imágenes, fotografías de nuestras últimas vacaciones… lo que más nos apetezca. Igual que las imágenes que elijamos, un elemento muy importante será el marco que la rodea, este decorará más que la propia imagen, así que no debemos abusar de querer revestir con demasiada ostentación la pared. Elegir marcos que sean simples i minimalistas para estas paredes revestidas de cuadros a veces puede ser la mejor opción, sino puede acabar convirtiéndose en la pared de los horrores.

disposición horizontal




Es importante que entre los cuadros no haya más de 10 centímetros de separación ni menos de tres. Debemos jugar con las alineaciones y las figuras. Los podemos colocar en vertical u horizontal, eso dependerá de nuestro espacio, crear una figura rectangular, hacer una disposición irregular... las posibilidades son infinitas.

Debemos tener en cuenta que si debajo de los cuadros tenemos un mueble, estos deben estar a una distancia de 20 centímetros porqué de lo contrario puede crear una sensación de aglomeración. Podemos rebestir toda la pared o hacerlo parcialmente... todo dependerá de nuestro ingenio, imaginación y gusto.

1 comentari:

  1. Me encantan las paredes llenas de cuadros. Tu blog está muy bien.

    Besos

    ResponElimina