dilluns, 7 de març de 2011

Paredes pizarra


Decorar una pared a modo de pizarra me parece una idea muy buena además de fácil. No se necesita comprar una pizarra y engancharla en la pared, solo tendremos que revestir una pared con pintura de pizarra. También lo podemos aplicar en una puerta, mueble o rincón de nuestra casa, en la cocina, el baño... de este modo crearemos un espacio divertido y muy original.








 Con una  pared pizarra en nuestra casa, podremos explotar nuestra creatividad, apuntar cosas importantes, escribir notas para nuestros compañeros de piso, dibujar, pintar, etc. Podemos cambiar el aspecto de la pared siempre que queramos con tan solo un borrador, eso nos da un montón de posibilidades ya que el aspecto de la estancia puede cambiar siempre que queramos y de una manera muy sencilla.









Además es una gran ventaja si se tienen peques en casa, es ideal para que puedan sacar el pintor que llevan dentro y así evitaremos que pinten otras paredes de nuestra casa. 


1 comentari:

  1. la verdad que me parece muy buena idea! además de que será una pared única y nunca tendrá el mismo diseño según lo que dibujemos!

    ResponElimina